Más datos sobre el viaje a Dublín que realizaremos este verano

Más datos sobre el viaje a Dublín que realizaremos este verano

La organización de nuestro viaje a Dublín, programado para este verano 2019, sigue en marcha, de hecho, estamos hasta arriba de trabajo para conseguir que todo salga a las mil maravillas.

Preparar un viaje de estas características no es asunto menor sino un auténtico desafío. Para lograr que todo salga según lo previsto hacen falta meses y meses de preparación, una planificación hecha “al milímetro” y contar, como es nuestro caso, con grandes trabajadores y especialistas que sepan muy bien lo que tienen que hacer en estos casos.

Se nota que llevamos muchos años ya organizando este tipo de viajes y, a base de repetir y repetir, hemos alcanzado una destreza y profesionalidad importante a la hora de planificar nuestros programas de idiomas en el extranjero para jóvenes en los que, el viaje de ida y vuelta a Irlanda, es sólo uno de los múltiples aspectos que tenemos que atender, tal y como os podréis imaginar.

Otra cuestión que suele darnos mucho trabajo es el tema del alojamiento de nuestros alumnos. No es sencillo proporcionar vivienda y comida a tantos jóvenes pero, por suerte, nosotros dimos con la fórmula perfecta hace unos años y hoy la seguimos manteniendo ya que hemos comprobado que funciona a la perfección: alojar a los estudiantes con familias locales.

Hacer que los alumnos convivan con familias irlandesas es una gran idea, algo que hace todavía más completo e interesante este programa de estudios. Así se produce un mejor proceso de inmersión lingüística al pasar la mayoría del tiempo con personas nativas de Irlanda, así como con compañeros de clases procedentes de todos los rincones del mundo. Si nuestros alumnos españoles estuvieran todo el tiempo juntos, al final pasaría lo más previsible, es decir, que pasarían la mayor parte del tiempo hablando español no inglés y, al fin y al cabo, se trata de aprender y practicar inglés, así que les tenemos que “obligar” un poquito para que se animen y este es un buen método.

Además, da la casualidad que las familias dublinesas son tremendamente acogedoras y hospitalarias, se puede decir que, en general, los irlandesas son gente cálida, hospitalaria y muy afable pero, al hablar de los habitantes de su capital, Dublín, este hecho se cumple aún más si cabe. Como padres es normal que estemos preocupados por cómo van a estar atendidos nuestros hijos pero, en este caso, os podéis quedar bien tranquilos: con estas familias dublinesas están en las mejores manos.

Lo tenemos bien comprobado: los miembros de estas familias tratan a nuestros alumnos como si fueran uno más de su familia, procuran que no les falte de nada y les proporcionan todo tipo de atenciones para que su estancia en Dublín sea todo lo cómoda y provechosa posible. Al final del viaje, se ha creado una relación muy especial entre familias y estudiantes y la verdad es que les cuesta mucho despedirse los unos de otros o, al menos, eso nos dice la experiencia.

Nuestros profesores, monitores y todo el equipo de trabajadores que se desplaza a Dublín junto a nuestros alumnos, hace todo lo posible porque dichos estudiantes se relacionen con la gente de su entorno y no sólo practiquen y aprendan el idioma sino que también consigan conocer al máximo la cultura irlandesa en general y, en este caso concreto, todas las costumbres y tradiciones dublinesas, su historia, sus hábitos y todo lo que hace de esta ciudad una de las más emblemáticas de toda Irlanda e, incluso, se podría decir que de toda Europa sin miedo a estar exagerando.

Si quieres que tus hijos se vean inmersos en un verdadero proceso de inmersión lingüística dentro de una ciudad de habla y costumbres anglosajonas, Dublín es un destino idóneo, una ciudad llena de encanto de la que es muy fácil encariñarse rápidamente. Dublín lo tiene todo, por eso desde Academia Dublín la elegimos año tras año como nuestro destino veraniego por excelencia y así lo haremos mientras vosotros nos lo pidáis, ¡faltaría más!

Ya ves que este viaje a Dublín suena más que bien, suena genial, así que no lo dudes más y llámanos hoy mismo: dos teléfonos a vuestra disposición, el 925 378 312 para nuestra sede de Toledo y el 91 921 45 90 o el 633 69 05 36 para nuestra sede de Las Rozas (Madrid). Si lo prefieres, también puedes mandarnos un email a cualquiera de nuestras direcciones de correo electrónico: [email protected] (Toledo) y/o [email protected]. Es el momento de realizarnos todas vuestras consultas y de aclarar todas las dudas que podáis tener en mente. Para eso estamos, para ayudaros.

Contacta con nuestro equipo

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (opcional)

Asunto

Mensaje