Más consejos para mejorar nuestro Inglés escrito

Writing Academia Dublin

Esta semana seguimos ofreciéndoos interesantes consejos para mejorar vuestro inglés escrito o lo que es lo mismo, vuestro “writing”, pero antes vamos a recordar, muy por encima, las ideas que formulamos la semana pasada.

Para mejorar nuestro nivel escrito es muy importante que escribamos mucho en inglés, que practiquemos todo lo que podamos y aprovechemos cualquier ocasión para poner a prueba nuestra destreza con el inglés escrito.

Vimos también que era importante tener buenas excusas para “obligarnos” a escribir a menudo, por ejemplo, escribir un diario en inglés, crear un blog en Internet, tener correspondencia escrita con amigos nativos o simplemente mandar emails o chatear con personas angloparlantes.

Insistimos también en la importancia de escribir en papel siempre que sea posible para memorizar mejor todo y ser más conscientes de nuestros errores. Igual de importante es tener bien ordenados todos nuestros apuntes, por ejemplo según un orden cronológico, con el objetivo de poder revisar todos nuestros escritos más fácilmente y comprobar nuestra evolución en el tiempo.

Esencial también era que algún experto en inglés nos corrigiera todo lo que fuéramos escribiendo para ir detectando los errores que cometemos y poder llegar a paliarlos. En este sentido vimos diferentes posibilidades a la hora de realizar dicha corrección, destacando la opción de ir a clases de inglés para que un profesor especializado nos ayude y pueda supervisar todo nuestro aprendizaje.

Una vez hecho este rápido repaso, continuamos ofreciendo nuevos consejos. Por ejemplo, es fundamental que tratemos de añadir nuevas frases completas a nuestro vocabulario y expresiones en general que enriquezcan nuestra forma de expresarnos en inglés.

Es importante que escribamos utilizando una gramática y ortografía correcta pero también lo es que utilicemos un vocabulario rico y variado. Es normal que al principio vayamos a lo seguro y utilicemos casi siempre las mismas palabras y expresiones pero, a medida que va avanzando nuestro aprendizaje, debemos tratar de agregar nuevas palabras, expresiones, e incluso, frases completas a nuestro inglés habitual.

El vocabulario en inglés, y en cualquier otro idioma, es lo que distingue a los diferentes tipos de interlocutores, si no queremos “sonar” siempre como niños pequeños o escribir como auténticos robots, es importante que tengamos en cuenta esta cuestión y vayamos mejorando nuestro vocabulario a menudo.

Cada vez que descubras una palabra, expresión o frase nueva que te resulte interesante, trata de apuntártela en tu cuaderno de notas y escribe diferentes ejemplos donde la utilices de manera adecuada, así será más fácil memorizarla y captar su correcto significado. Después de eso, procura emplearla tanto en tus redacciones como en tus discursos, siempre que estés dentro de un contexto en el que dicha palabra o expresión resulte adecuada (tampoco es bueno forzar las cosas).

En este sentido, es especialmente interesante aprender y empezar a utilizar el máximo número de “colocaciones” (traducción del término anglosajón “collocations”). Así es como se suele denominar a aquellas palabras que a menudo se emplean juntas adquiriendo un significado completo, expresiones muy utilizadas habitualmente en el inglés actual, de manera que resultan mucho más naturales y “nativas” que otras opciones similares.

Entre las unidades léxicas más comunes que podemos encontrar dentro de estas colocaciones, aparecen las siguientes:

  • Adjetivo + Sustantivo. Ejemplo: black money.
  • Adverbio + Adjetivo. Ejemplo: absolutely necessary.
  • Sustantivo + Sustantivo. Ejemplo: murder mystery.
  • Sustantivo + Verbo. Ejemplo: lions roar.
  • Sustantivo + Preposición + Sustantivo. Ejemplo: point of view.
  • Verbo + Sustantivo. Ejemplo: save time.
  • Verbo + Expresión con preposición. Ejemplo: burst into tears.
  • Verbo + Adverbio. Ejemplo: get away.

Cuanto más completa sea la colocación que aprendamos mejor nos haremos entender y menos probabilidades habrá de que nos equivoquemos al utilizarla. Por ejemplo, podríamos aprendernos la colocación “to make progress” (hacer progresos, progresar) pero sería mucho mejor aprendernos la colocación “make progress in” (hacer progresos en) para no evitar utilizar la primera de manera errónea (por ejemplo, “make progress with”, al traducir directamente del español).

Especialmente interesante es aprenderse el máximo número de “phrasal verbs”, es decir, las famosas expresiones idiomáticas que posee el idioma inglés y que combinan verbos con preposiciones o adverbios para crear nuevos verbos compuestos con un significado, a menudo, muy distinto al que tiene el verbo usado individualmente. Ejemplos de este tipo de expresiones son: give up, look after, make up, turn off o put up with.

Estos verbos compuestos se usan mucho en inglés, tanto a nivel escrito como hablado, de hecho, no paran de surgir nuevos phrasal verbs constantemente ya que a los ingleses les gusta mucho este tipo de construcciones idiomáticas. Por tanto, si queremos que nuestro inglés escrito y por ende, nuestro inglés hablado, suene natural y actual, nada mejor que aprenderse una buena cantidad de estos phrasal verbs y asegurarnos de utilizarlos correctamente. Y es que un mismo phrasal verb puede tener varios significados y no siempre es fácil utilizarlo bien dentro de determinados contextos.

Es suficiente por hoy. Seguiremos ofreciéndoos más consejos útiles en próximos artículos. Hasta entonces podéis tomar buena nota de todo lo comentado aquí e intentar llevarlo a la práctica.

Os recordamos que siempre podéis contar con el apoyo de Academia Dublín y que os ofrecemos todo tipo de cursos y servicios para que podáis aprender inglés correctamente y/o mejorar vuestro nivel actual. Contacta con nosotros mediante cualquiera de nuestras vías de contacto y te proporcionaremos toda la información que necesites.

Contacta con nuestro equipo

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (opcional)

Asunto

Mensaje